Con mucha alegría y con un alto sentido de orgullo, recibimos en la Asociación Tinkers la noticia que Julio Cobelli, “el maestro”, ese tremendo guitarrista y mejor persona recibió el premio Matos Rodríguez como músico.

 

Y lo recibió nada más y nada menos que en la sala que lleva el nombre de uno de los cantautores más importantes del Uruguay, Alfredo Zitarrosa, a quien Julio supo acompañar en los mejores momentos de su carrera.

 

Julio Cobelli ha participado en Punta del Este, Uruguay y en Bregenz, Austria, de los espectáculos In Concert que han sido el alma del festival de inclusión Tango en Punta que en la Asociación Tinkers realizamos como broche de coronación del trabajo anual con las instituciones de personas con discapacidad con las que realizamos talleres de inclusión en el marco de las giras americanas y europeas del proyecto “Abrazando el Tango”.

 

Su profesionalismo es absoluto, su calidad como músico es conocida y reconocida a lo largo de sus casi 50 años de trayectoria, y fácilmente se puede ver y comprobar cuando se lo escucha sobre un escenario o en alguna de las tantas grabaciones que ha participado acompañando a diferentes intérpretes. Más que merecido tiene entonces Julio este reconocimiento público que le hace Futango gracias al voto popular.

 

Lo que mucha gente no sabe, y lo que nosotros en la Asociación Tinkers más valoramos de Julio y por eso lo queremos trabajando a nuestro lado siempre que podamos, es la clase de ser humano que es, su humildad, su sencillez, su disponibilidad, su compromiso.

 

Horas antes de tomar su vuelo hacia Austria para participar del recital que realizamos en el Festspielhaus de Bregenz, Julio tuvo un contratiempo de salud y por unas horas pensamos que no podría viajar.

 

La fuerza que él hizo para recuperarse, las ganas que le puso al poder salir adelante de la situación y ser parte del evento, la voluntad que tuvo durante todo el viaje y su estadía para cumplir con los controles que se le habían indicado en Uruguay antes de partir y el estricto cumplimiento de una dieta y una actividad recomendada, nos mostraron a nosotros valores que tiene Julio que superan aún esa magia que nace de sus manos cuando acaricia el encordado.

 

Felicitaciones maestro por este reconocimiento, gracias querido Julio por todo lo que le das a la música y a la cultura del Uruguay en particular pero del mundo en general. Sobre el resto que te podemos decir … te queremos siempre en nuestro equipo.

 

Un fuerte abrazo de quienes hacemos la Asociación Tinkers