Casi sin descanso, no solamente para el cuerpo sino para el alma y las emociones, Matías Haber y Andrea Seewald volvieron a ser parte de una actividad de inclusión en Austria a pocas horas de haber terminado Tango en Punta Bregenz 2015.

 

Fue en Salzburgo donde una vez más participaron del Congreso de Síndrome de Down para allí y a través del método que ellos han creado lograr que los participantes de los talleres de inclusión que brindan en forma gratuita disfruten, crezcan, se fortalezcan, ganen en confianza y estima.

 

Con esta actividad finaliza casi el año europeo de los trabajos de inclusión que llevan adelante a través de los talleres los directores de la Asociación Tinkers.

 

Matías y Andrea  ya casi listos para volver a América del Sur y comenzar los trabajos de cara a un 2016 que será aún más cargado de emociones, abrazos y ganas de hacer del nuestro, un mundo cada día mejor.

Próximo destino: Ausgburgo, Alemania.