Thomas es un joven austríaco que tiene Síndrome de Down y vivió un cambio inesperado en su vida cuando luego de participar en los talleres del programa “Abrazando el Tango” que la Asociación Tinkers desarrolla desde el año 2012 en su país, se encontró sobre el escenario del Festspielhaus – uno de los teatros más importantes de Europa – y allí conoció a una joven uruguaya, Carolina Falciani, quien también tiene Síndrome de Down.

Carolina y Thomas brindaron una exhibición sin conocerse previamente y sin hablar el mismo idioma. Sin embargo la energía que lograron, la armonía de su movimientos y la conexión que tuvieron, motivaron a la familia de Thomas a emprender viaje al año siguiente a Punta del Este y volver a repetir la historia en los salones del Cantegril Country Club.

Para ambos chicos y sus familias, la experiencia del viaje, la de conocer personas que enfrenta las mismas dificultades en realidades y culturas diferentes, fue más que movilizante y motivante.

Tanto influyó en la realidad personal y familiar de los chicos, que Carolina en Uruguay continuó siendo parte activa de los eventos de la Asociación Tinkers y trabaja en la idea de crear un proyecto que tiene en mente, y Thomas se ha consustanciado tanto con las actividades tangueras y con el trabajo de inclusión que motivó a su madre, Martin Baur a recomendar a la Asociación Tinkers ante la Down Syndrome International para que se la reconozca en el Congreso Mundial de Síndrome de Down que tendrá lugar del 19 al 21 de agosto el ITC Grand Chola de Chennai.